Escrito por Hidronor el 17-jul-2019 12:50:00

el huerto en verano: plantación de hortalizas.

En artículos anteriores veíamos cómo cuidar el huerto en primavera y cómo hacer tu propio macetohuerto en un lugar donde no tuviésemos mucho sitio, y hoy le toca el turno a las plantaciones y los consejos para el verano. En este caso veremos cómo cultivar hortalizas para tener una buena cosecha.

Muchos son los vegetales que necesitan del sol y de las temperaturas propias de estos meses del año para su correcto cultivo. Si no puedes plantar todas, haz una selección de las que más te gustaría incluir en tu menú, es decir, las que mejor vayas a aprovechar.

¿Qué podemos plantar en verano?

TOMATES

El tomate se utiliza en cocina para una gran variedad de recetas y, en el verano, serán los reyes de tus ensaladas con un sabor muy superior al estar cultivados en tu propio huerto.

tomates

Las semillas de tomate se siembran en primavera y la planta crece hasta dar frutos en verano, por lo que los tomates se cosechan en verano, en julio y agosto. Esta es una muy buena opción tanto si buscabas qué plantar en tu huerto como si queráis saber qué plantar en invernadero en primavera y verano.

LECHUGA

Una hortaliza que resulta ideal para quien empieza su andadura en la plantación:

  • No requiere muchos cuidados y casi no se ve afectada por plagas.
  • Su ciclo es corto, en poco tiempo ya se puede cosechar, por lo que puede combinarse con otras hortalizas de ciclo más largo para aprovechar mejor el espacio.
  • Combinando las distintas variedades se puede tener cosecha durante todo el año.
  • Es un cultivo que se adapta muy bien a los recipientes.

Es común realizar un semillero, aunque también se puede hacer por siembra directa y posteriormente realizar aclareos, para finalmente dejar una distancia entre plantas de 20-30 cm.

lechugas-1

En el caso de que se tengan que trasplantar del semillero al recipiente definitivo, el momento adecuado es cuando la planta cuenta con 4-5 hojas verdaderas. Se cosecharían entre las 5-10 semanas posteriores en la variedad de lechuga de cogollo, que es cuando el cogollo está prieto, o puede darse una cosecha continua, cortando las hojas necesarias, en la variedad de corte. Sobre todo en la época de más calor puede que la lechuga se espigue o se suba, esto significa que está floreciendo y las hojas se vuelven más duras y de un sabor amargo.

Para tener una cosecha durante todo el año se realiza una plantación escalonada. Las plántulas que se han quitado durante el aclareo se conservan en tiestos más pequeños hasta que llegue el momento de plantar otro turno de lechugas. También, los cepellones desnudos pueden mantenerse durante unos días en una palangana con agua hasta que se trasplanten.

ZANAHORIAS

Al ser las semillas tan pequeñas, para realizar la siembra directa, se mezclan con arena o tierra fina para esparcirlas más fácilmente, cubriendo la zona sobre la que se han repartido con una fina capa de tierra o compost. Se plantan entre febrero y septiembre.

zanahorias

Tras los primeros 10-15 días, ya que la germinación es lenta, se realizan los pertinentes aclareos, dejando una separación entre plantas de 8-15 cm. Al tratarse de una planta de ciclo largo (por lo que se asocia bien con hortalizas de ciclo corto), no es hasta los 90 días cuando se puede recolectar, aunque si se cosechan antes, su tamaño será menor pero estarán más dulces. En cualquier caso, hay que tener cuidado al desenterrarlas para no arrancar la parte aérea.

CALABACÍN

El calabacín se da bien en casi cualquier sitio y es una planta que produce mucho y rápido. Te explicamos cómo plantar calabacín en maceta.

calabacin

  1. Llena una maceta con tierra y fertilizante (el humus de lombriz le va muy bien) y planta en ella un máximo de dos semillas a una profundidad de 2 o 3 centímetros.
  2. Colócala en un lugar bien iluminado donde reciba abundante luz solar, pues resulta fundamental para el correcto desarrollo de la planta.
  3. Riega a diario manteniendo siempre el sustrato húmedo hasta que notes que empiezan a crecer las primeras hojas, que suele ser de cinco a diez días después de la plantación. A partir de entonces sigue regando para mantener la humedad en la tierra.
  4. En este momento debes trasplantar a una maceta más grande de unos 40 cm de diámetro para permitir que los calabacines puedan desarrollarse en un espacio suficiente (esto suele ser unos 30 días después de la plantación). Recuerda que debes volver a abonar la tierra y rellenar el fondo de la maceta o jardinera con bolitas de arcilla.
  5. La recolección suele llevarse a cabo unos 90 días de la plantación, cuando los frutos de la planta todavía no se encuentran del todo maduros.

PIMIENTOS

Los pimientos se siembran de enero a marzo en semilleros protegidos. Su desarrollo es algo lento, por lo que te recomendamos no dejarlo para última hora, para que tengan suficiente tiempo para producir una buena cosecha cuando llegue el verano.

Los pimientos se trasplantan a su maceta definitiva o al terreno en abril y mayo, cuando las temperaturas mínimas superan los 15ºC (ver apartado sobre el clima) pasados unos 2 meses desde su siembra. El tamaño ideal de la planta para ser trasplantada es cuando tenga unas 6-8 hojas.

piminetos

Comúnmente se dice que es necesario que el pimiento pase sed, esto significa que se precisan riegos frecuentes pero algo espaciados en el tiempo (cada 3-4 días nada más trasplantarlos y cada semana en verano), ya que no soportan una humedad excesiva ni de forma continua. Los encharcamientos podrían asfixiar sus raíces.

Evitar mojar las hojas y la parte inferior del tallo en los riegos, ya que puede favorecer la proliferación de enfermedades provocados por hongos como la seca del pimiento. Un riego por goteo directo al sustrato o terreno nos evitará problemas posteriores.

Podrás recoger los primeros pimientos en julio (si realizaste la siembra temprana, en semilleros protegidos) y la cosecha suele alargarse hasta octubre o hasta que desciendan las temperaturas. En la zona mediterránea suele adelantarse el inicio de la recolección un mes antes y alargarse un mes después que en el resto de zonas.

ESPINACAS

La espinaca es buena para la salud en cantidades razonables. Con una adecuada planificación se puede tener espinaca durante todo el año. La espinaca prefiere los suelos ricos y húmedos, pero puede crecer en cualquier suelo siempre y cuando éste tenga suficiente materia orgánica. En pequeños huertos o maceteros basta con agregar una cantidad generosa de compost a la tierra.

La siembra de las semillas de espinaca se hace directo en la tierra, preferentemente a 2cm de profundidad. En los huertos o bancales se hacen hileras separadas por 30 cm y en maceteros se esparcen las semillas alrededor de toda la superficie.

espinacas

Cuando aparecen las pequeñas plantas se aclara a una distancia de 10 cm entre planta en los huertos y en los maceteros se aclara dejando un radio de alrededor de 20 cm entre cada planta.

Para recolectar la espinaca no es necesario arrancar toda la planta, basta con ir sacando sus hojas externas. Las pequeñas hojas internas volverán a crecer rápidamente.

Pedir Repsol Agrodiesel E+10 sin azufre

Topics: consejos, Jardinería, Huerto