Escrito por Hidronor el 24-ago-2017 16:00:00

Crea tu propio macetohuerto y contribuye a cuidar el medio ambiente

Tener tu propio jardín en la terraza o un pequeño huerto urbano es una muy buena forma de contribuir a cuidar el medio ambiente y decantarse por uan agricultura más ecológica.

Atreverse con un macetohuerto en la terraza o el patio es una buena forma de comenzar, ya que hacia el final del año, incluso los jardineros inexpertos pueden disfrutar una recompensa de vegetales gracias a las ventajas bajo las cuales creció dicho jardín, como por ejemplo el desagüe regular, y un suelo rico en nutrientes.

¿Por dónde empiezo?

La primera medida es elegir las macetas que utilizarás. Es aconsejable que tengan una profundidad mínima de 40 centímetros que te ayuda al desarrollo de las raíces de lo que decidas plantar. También es importante que asegures un buen drenaje para ellas, por tanto la base debes estar perforada. Si no es así puedes hacerlo tu mism@, colocándola sobre ladrillos u otro objeto con el fin de elevarla del piso para hacerle los agujeros por los que fluirá el líquido de riego.

macetoherto.png

Para plantar en las macetas, debes colocar en primer lugar, una capa de 2 centímetros de leca que son unas piedritas de arcilla o bien piedritas partidas. Luego debes completar con una mezcla integrada por una mitad de tierra fértil de muy buena calidad, un cuarto de abono compuesto o humus de lombriz y otro cuarto de perlita o arena gruesa. Debes llenar la maceta hasta un centímetro del borde. Ya están en condiciones de sembrar las semillas o directamente comprar los plantines germiandos que puedes conseguir en viveros.

¿Qué verduras, hortalizas, hierbas aromáticas elijo?

1. Orégano
Un clásico que se utiliza en salsas y aderezos. Como tiene un fuerte crecimiento estival y buena floración, el secreto es practicarle podas de limpieza, o sea: retirando hojitas y ramas muertas. De esta forma se estimula la producción de nuevas ramitas.

oregano.jpeg

2. Albahaca
Especial para ensaladas y pastas. La siembra se realiza en interiores al final del invierno o en primavera. Después de un mes y medio, aproximadamente, cuando los plantines alcanzan los 5 u 8 centímetros de alto, pueden trasplantarse a macetas individuales y conservarse en el exterior. Eso sí: en invierno, para cuidarla del frío, hay que cubrirla con un protector.

albahaca.jpg

3. Perejil
Ideal para adobar carnes y pescados, tiene la ventaja de que se puede sembrar en cualquier momento del año. Su semilla tarda casi un mes en germinar, y a los dos meses la planta está crecida. Cuando necesites unas ramitas, córtalas al ras de la tierra para mantener el cultivo sano.

perejil.jpg

4. Lechuga
Ocupa poco espacio y, según las variedades, se cultiva todo el año. A la hora de cosechar, no hace falta que retires toda la planta, sino sólo las hojas maduras que necesites para aprovechar mejor la producción de la planta.

lechugas.jpg

5. Tomate cherry
Se cultiva en primavera y verano. Hay que evitar plantarlos en rincones con poca circulación de aire. El momento ideal para cortarlos es cuando están bien maduros, así serán más dulces y tendrán más sabor.

cherry.jpg

6. Zanahorias
Se puede cultivar todo el año. Estas raíces tardan entre tres y cuatro meses en estar listas para comer (no deben madurar). Necesitan un suelo profundo para desarrollarse bien.

zanahoria.jpg

Solicita la tarjeta de cliente Grupo Capela

Topics: Medioambiente y reciclaje